Chocolate caliente para recuperar el calor

 

El fin de semana pasado en la ciudad de Santiago de Chile, disfrutamos de caminar y visitar el centro histórico y sus alrededores. Encontramos bonitas artesanías de mimbre, que compramos para decorar las ventanas del apartamento.

Encantados del día soleado, nos deleitamos mirando las montañas blancas cubiertas de nieve. Después de la caminata y ya con mucho frio, una amiga nos invitó con una taza de chocolate caliente.

Eligió un lugar muy acogedor, en donde, además, poder degustar unos dulces artesanales. Su invitación nos pareció muy acertada. La idea de un chocolate caliente para recuperar el calor nos pareció muy tentador. Un rico chocolate caliente para recuperar la energía y reconfortarnos. Así saboreamos un delicioso chocolate caliente y espumoso que nos llenó de placer. ¡ya no sentimos más frio!

El chocolate con espuma era muy apreciado en la época prehispánica, los indígenas pensaban que el chocolate tenía efectos positivos sobre el alma. Los zapotecos consideraban que la espuma estaba viva, que contenía una fuerza vital llamada pee, relacionada con la fertilidad. Originariamente en las culturas

Mesoamericanas las bebidas preparadas con chocolate estaban reservadas a las clases privilegiadas que eran ellas las únicas que podían degustar de este alimento de” dioses”. Por suerte hoy en día el chocolate está al alcance de todos.

El chocolate caliente se puede preparar con agua o con leche según tu gusto. Necesitas utilizar un buen chocolate para taza, les aconsejo 100% cacao ya que contiene menos calorías y grasas. Revolver lentamente, mejor utilizando un molinillo para que salga un chocolate más espumoso. Este instrumento añade aire al chocolate creando una capa espumosa. En la época prehispánica se le llamaba chicoli.

Para preparar un buen chocolate para taza, necesitas utilizar 180 gramos de chocolate por cada litro de agua o leche y una cucharada de maicena. Se le puede agregar canela o vainilla. Si es necesario azúcar.

Hay que batir lentamente y constantemente. Es importante que no dejes de batir para que salga un chocolate bien espumoso.

Y está listo para degustar.

 

Por: @Carolina Munzi